El tratamiento implica intervenir, implantar, supervisar y adaptar un programa terapéutico según las necesidades de quienes lo soliciten. Además ofrecemos atención psicológica a familiares con el fin de que puedan adaptarse a la situación.